Ventajas: Hasta 18 horas de autonomía, muy cómodos de usar, resistentes al sudor, control táctil, carga inalámbrica.
Desventajas: Ninguna que salte a la vista tras una semana de uso.



Hace tiempo que llevamos haciendo reseñas de los productos de Tronsmart, puntualmente de sus increíbles altavoces. En este blog hemos cubierto el altavoz Tronsmart T6 Plus, Element Force y los pequeños Element Force Mini. No obstante, esta es la primera ocasión donde hemos tenido oportunidad de probar auriculares de la firma.

Concretamente, en el caso que nos ocupa hemos hecho la review de los Tronsmart Spunky Pro, unos auriculares in-ear con una autonomía de unas 3 horas y media así como una base de carga que nos ofrece un total de 18 horas de autonomía. Son un set bastante interesante y ya gozan de numerosas valoraciones positivas, pero; ¿valen la pena? ¡Vamos a descubrirlo!


Diseño elegante, sencillo y resistente


Comenzamos esta review de los Tronsmart Spunky Pro hablando acerca del diseño de los mismos. Empezando por los auriculares en sí diremos que tienen un diseño bastante discreto y sobre todo ligero, la verdad es que al llevarlos puestos no se notan casi, cosa que se agradece.

 Personalmente, he utilizado modelos de varias marcas y casi todos tienen algo en común y es que después de 40-50 minutos ya tengo ganas de quitármelos pues me incomodan durante un período prolongado, con los Spunky Pro este no es el caso.

Los Spunky Pro son táctiles pero no en el sentido de que tengan un botón. En la parte plana de los auriculares, si les tocamos podemos gestionar diferentes operaciones como pausar/reanudar, pasar a la siguiente pista, acceder a nuestro asistente de voz etc.

En cuanto a la "base" delos auriculares, tiene un diseño redondo con un curioso mecanismo de apertura. Si hacemos click sobre un botón que se encuentra en la parte posterior de la base estaremos liberando la tapa y al girarla ya pasamos a tener acceso a los auriculares.

Tampoco falta la entrada USB Tipo C para cargar la base y destaca en este modelo que también soporta la carga inalámbrica, de modo que si tienes una base de carga con solo colocar la base encima ya estaremos cargando los auriculares.

Finalmente, a nivel de diseño debemos mencionar que este modelo es resistente al sudor, al contar con un certificado IPX5, cosa que hemos probado y efectivamente no hemos tenido problema al utilizar estos auriculares para hacer ejercicio.

¿Qué calidad de sonido me puedo esperar de los Spunky Pro?


Pasamos a uno de los apartados más importantes de esta review -porque la comodidad de uso también es bastante importante-. En cuanto a la calidad de sonido, no os voy a mentir, los auriculares tienen una buena calidad de audio con un ligero refuerzo sobre los graves. Se agradece que al subir el volumen no experimentemos una distorsión en la calidad de audio pero más allá de esto la calidad está bien sin más.

No vamos a decir que es una experiencia religiosa y que nunca hemos escuchado música con tan buena calidad. Al fin y al cabo los auriculares in-ear nunca han sido conocidos por ofrecer una calidad de sonido suprema. No obstante, la calidad está bastante bien y es comparable con aquella de auriculares in-ear de 80 euros como son los Aukey PB-80 que reseñamos con anterioridad.

¿Se conectan con facilidad? ¿se desconectan con facilidad?


Basta con sacar los auriculares de su base de carga, en ese momento los auriculares nos avisarán por orden que están encendidos, que están emparejados entre sí y que están conectados a nuestro dispositivo.

Dicho esto, si tenemos una pequeña "pega" que adjudicarles a este modelo es que tardan poco en desconectarse o más bien entrar en un "modo de reposo". Esto nos ayuda a preservar autonomía y hemos conocido muchos auriculares que pecan de exactamente lo contrario y se quedan conectados durante horas aunque no estén "trabajando". Los Spunky Pro se desconectan tras unos minutos de inactividad pero con tocarlos nuevamente ya se encienden.

¿Son demasiado sensibles al tacto?


Más que ser demasiado sensibles, la cuestión es que uno en primera instancia no está tan acostumbrado al uso de auriculares plenamente táctiles entonces es común que al principio uno se los toque para ajustarlos a la oreja y termine pausando la reproducción o bien subiendo el volumen. No obstante, tras unos días de uso esto ya no sucede puesto que te acostumbras a su funcionamiento táctil.

¿Qué alcance tienen?


Los Spunky Pro cuentan con la versión 5.0 de la tecnología Bluetooth, una tecnología más estable que la versión 4.2 de modo que tienen una alcance de unos 10 metros. Utilizando los auriculares por toda la superficie de mi casa, realmente nunca tuve problemas de perder la señal salvo cuando me alejaba demasiado de forma intencional para probarlo.

¿Funcionan para las llamadas? ¿Qué tal la calidad de audio en este sentido?


En nuestra review les hemos utilizado para hacer llamadas y la verdad es que nuestras expectativas en este sentido eran bastante bajas dado que la mayoría de los auriculares de este tipo - y en este rango de precios- nos habían decepcionado en este sentido.

No obstante, una de nuestras mayores sorpresas con este modelo es justamente que el micrófono funciona correctamente y en nuestras llamadas nadie notaba ninguna diferencia en la calidad de audio frente a llamar directamente usando el micrófono del móvil.

Conclusión y posibles mejoras


Finalizamos esta review diciendo que estamos bastante satisfechos con los Tronsmart Spunky Pro, tienen un diseño atractivo tanto los auriculares como la base de carga, una autonomía bastante notable y su certificado IPX5 los hace perfectos para realizar deportes con ellos puestos. La calidad de audio es bastante buena teniendo en cuenta la categoría de producto y en general estamos bastante satisfechos.

¿Algo que podrían mejorar? Por lo pronto no se nos ocurre ningún apartado puntual, se conectan solos, son compatibles con la carga inalámbrica y el diseño de la base es bastante original y son cómodos de usar, si a esto le sumamos un precio altamente competitivo no se les puede pedir mucho más. En conclusión, un producto recomendado.