-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

Samsung Galaxy J3 (2016) Ventajas y Desventajas más Destacadas




Durante el primer trimestre de este 2016, Samsung presentaba oficialmente su Samsung Galaxy J3. Un teléfono de gama de entrada que cuenta con todo lo necesario para convertirse en un terminal suficiente, económico y muy estético. Sin grandes alardes, la compañía coreana nos demuestra una vez más que puede llamar la atención de todos sus usuarios. 

Vamos a continuación a analizar las principales ventajas y desventajas del Samsung Galaxy J3 (2016). Queremos comprobar sus características y especificaciones para ver si se trata de un dispositivo interesante para su compra. 

Ventajas y desventajas del Samsung Galaxy J3 (2016), sus pros y sus contras

Desventajas del Samsung Galaxy J3

Sistema operativo Android 5.1 Lollipop. Antes de su presentación, muchas fuentes aseguraban que este teléfono vendría ya con sistema operativo Android 6.0 Marshmallow. Sin embargo, sorprendió un poco que se quedara en Lollipop, habida cuenta de que otros terminales de la misma gama y precio ya habían actualizado a la versión más reciente. 

Incorpora, eso sí, una capa Samsung que otorga gran fluidez, ya que prácticamente no tiene funciones añadidas. 

Altavoz no muy potente y en la parte trasera. Esta es una de las pequeñas desventajas del Samsung Galaxy J3, especialmente para los que buscan un buen sonido. El altavoz se halla en la parte trasera, junto a la cámara, una ubicación que no ofrece la mejor experiencia para el usuario. Además, no se puede decir que el sonido sea en este caso el mejor, aunque se soluciona perfectamente con el uso de unos auriculares. 

No quiere decir esto que sea un mal altavoz, pero Samsung está acostumbrado a trabajar mucho mejor en este sentido. Se trata de un sonido de nivel medio

1,5GB de RAM y 8GB de almacenamiento interno. A día de hoy, tanto la memoria RAM como el ROM de este teléfono se nos quedan un poco ajustados. Otros móviles del mismo precio y la misma gama ya incorporan mayor memoria. Afortunadamente, esta se puede ampliar con tarjeta Micro SD, algo que se antoja casi obligatorio en este caso. 

Bajo rendimiento en juegos pesados. Si eres un gran aficionado a los juegos 3D, multijugador y de mucho peso, el Samsung Galaxy J3 no es el más indicado para ti. En algunos de estos juegos, se produce cierto lag y algunos cortes, de ahí que la experiencia de usuario no sea la mejor en estos campos.

En juegos más sencillos de cargar no encontrarás ningún problema. No obstante, esta no deja de ser una desventaja del Samsung Galaxy J3 (2016).

Ventajas del Samsung Galaxy J3

Diseño elegante y estilizadoDa gusto ver cómo Samsung trabaja sus diseños incluso en sus terminales de entrada. El Galaxy J3 apenas tiene un grosor de 7,90 milímetros y un peso de 136 gramos. Un teléfono, por tanto, fino y compacto y que se maneja muy fácilmente, perfecto para llevar en el bolsillo o en la mano. 

A pesar de que su diseño no presente una robustez mayor, sí que posee una apariencia vistosa y llamativa. Nadie pensará por su aspecto externo que se trata de un teléfono de gama baja. 

Pantalla Super AMOLED. Una de las grandes ventajas del Samsung Galaxy J3 es disponer de una pantalla con tecnología Super AMOLED. Una característica que es más propia de terminales de gama media-alta. Su panel de 5 pulgadas con resolución HD y densidad de píxeles de 294 ppi se verá con una nitidez y una intensidad de brillo y colores realmente excelente. 

Además, este tipo de pantallas nos brindan un ahorro energético mucho mayor que si se tratara de una pantalla IPS, que son las propias de los dispositivos de gama de entrada. Un punto, por tanto, muy a su favor con respecto a la competencia. 

Procesador Spreadtrum de gran fluidez. La mayoría de terminales de la gama de entrada suelen vestir un procesador MediaTek. Sin embargo, Samsung nos ha querido ofrecer en este teléfono un procesador Spreadtrum SC8830 de 4 núcleos a 1,2GHz. Lo cierto es que antes de su uso era toda una incógnita, pero se puede decir que su rendimiento y fluidez son excelentes para su gama. 

Además, ofrece una optimización de energía más que aceptable, casi comparable a la que nos brindan los chip Qualcomm y por encima de los MediaTek. No vamos a tener ningún problema en el trabajo de este terminal, a excepción de la multitarea, donde tal vez se ralentice un poco el proceso. 

Muy buen set de cámaras, especialmente la frontal. Los teléfonos de gama de entrada no se suelen caracterizar por contar con un set de cámaras excelente. Sin embargo, una de las mayores ventajas del Galaxy J3 (2016) es que viene con una cámara frontal de 5 megapíxeles que nos brinda unos selfies muy buenos. Para el precio que tiene el dispositivo, se trata de una de las mejores cámaras en su rango. 

La cámara principal tiene 8 megapíxeles, con muy buena representación de colores. En situaciones de poca luz, el flash posterior es muy potente, por lo que asegura fotos sencillas a un nivel más que aceptable para su precio y su sensor. 


Conclusión: ¿merece la pena comprar el Samsung Galaxy J3?


Una vez analizadas las ventajas y desventajas del Samsung Galaxy J3, hay que partir de la base de que se trata de un terminal sencillo, práctico y económico. No esperamos de él, por tanto, grandes alardes ni elevadas especificaciones. De todas formas, se desenvuelve muy bien en la experiencia de usuario, con una muy buena pantalla, un rendimiento perfecto para su clase y un set de cámaras más que interesante. 

Los aspectos negativos quedan por debajo de los positivos. De ahí que si buscas un teléfono de entrada para disfrutar de una experiencia Android básica y sin aspavientos, el Galaxy J3 es una muy buena opción. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario