Páginas

ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T: Insuperable

ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T: análisis
Ventajas
  • Panel OLED de 15.6 pulgadas
  • Procesador Intel Core i5 de 11° generación
  • Tarjeta gráfica GeForce RTX 3050
  • Conectividad Thunderbolt 4
Inconvenientes
  • El panel no es mate
  • Memoria RAM no ampliable
Pensando en satisfacer las necesidades informáticas de usuarios exigentes, la serie ASUS VivoBook Pro 15 debuta en el mercado con equipos elegantes y potentes, cuya tecnología OLED promete entregar una experiencia de visionado completamente superior a lo ya visto hasta la fecha.

Y es precisamente en este análisis/review/reseña del ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T, nos enfocaremos en las características de un sobresaliente portátil de esta serie, cuya imbatible relación precio-calidad es de sus más grandes bazas.



Índice


Especificaciones Técnicas del ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T


Marca/ModeloASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T
Dimensiones 35,98 x 23,53 x 1,89 centímetros
Peso 1,65 kilogramos
Panel OLED | Brillante | 15.6 pulgadas | 400 nits
Resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles)
Procesador Intel Core i5-11300H | 4 núcleos | Hasta 4.40 GHz
Memoria RAM 16 GB (DDR4)
Controlador Gráfico NVIDIA GeForce RTX 3050 (4 GB)
Almacenamiento 512 GB (SSD)
Batería 3 celdas (Litio)
Sistema Operativo Windows 10 Home
Conectividad Wi-Fi 6
Bluetooth 5.0
USB-A 2.0 (x2)
USB-A 3.2
USB-C 3.2 | Thunderbolt 4 | DisplayPort | Power Delivery
HDMI 1.4
Conector de combo audio
Cámara web HD con obturador
Micrófono digital
Lector de tarjetas microSD


¿Para quién es?


Se trata de un portátil pensado para trabajar y jugar a niveles exigentes, cuya pantalla OLED se hará notar debido a la increíble colorimetría que entrega no solo al realizar tareas creativas, sino también al disfrutar de los contenidos multimedia más populares del momento.

Asimismo, su unidad SSD y tecnología Thunderbolt 4 prometen incrementar tu productividad, al reducir drásticamente los tiempos de espera a la hora de abrir programas, renderizar proyectos y transferir datos pesados entre dispositivos.

Opcionalmente, puedes hacerte con el ASUS Vivobook Pro M3500QC-L1062, si prefieres un modelo OLED de 15’’ más económico, y puedes prescindir de la tecnología Thunderbolt y el obturador de privacidad para la cámara.


Diseño

ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T: portátil con pantalla OLED, procesador Core i5 y gráfica GeForce RTX 3050
En este primer apartado, destacamos la belleza de este portátil ASUS, definida por un sólido chasis azul anodizado, cuya superficie lisa y logotipo con relieve entregan sensaciones placenteras nada más tocarlo.

En su interior se esconden dos ventiladores estratégicamente colocados para mantener la temperatura interna en números razonables, especialmente bajo alta carga informática.

Asimismo, conviene decir que su espesor de 18 milímetros y peso de 1,65 kilogramos lo hacen un ordenador súper compacto, el cual podrás llevar cómodamente en tu mochila cuando lo necesites.

Teclado y Trackpad

El ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T cuenta con un teclado QWERTY (en español), que te asegura una escritura cómoda y eficiente, gracias a su corto recorrido (1,35 mm) y tecnología de retroiluminación en blanco, pensada para esos sitios de trabajo con escasa iluminación.

El panel numérico incorporado viene a simplificar la introducción de números, y, si pasas de trabajar con el touchpad multitáctil, siempre puedes optar por un ratón convencional, como alguno de estos modelos inalámbricos económicos.

Panel

La gran apuesta de este portátil, sin duda, es la implementación de la tecnología OLED en una pantalla de 15.6 pulgadas enmarcada por biseles laterales muy estrecho; siendo esta notable por la colorimetría que reproduce, equivalente al 100% del espectro DCI-P3.

Asimismo, su elevado brillo (hasta 400 nits), soporte Display HDR True Black 600 y validación Pantone, se traduce en un portátil apto para la creación y edición de contenidos multimedia. Todo bajo una resolución Full HD y un ratio panorámico de 16:9.

Y a diferencia de otros modelos, esta pantalla te permite trabajar por más tiempo sin experimentar fatiga ocular, pues su certificación TÜV Rheinland asegura una jornada informática con un 70% menos presencia de luz azul, sin sacrificar la fidelidad cromática.

En sus entrañas, nos encontramos con el microprocesador de 11° generación, Intel Core i5-11300H, constituido por 4 núcleos reales y 8 núcleos virtuales, alcanzando una frecuencia turbo de hasta 4.40 GHz vía Turbo Boost.

El consumo mínimo de este procesador es de 28W, y se complementa con una memoria SmartCache de 8 MB y una RAM de 16 GB de tipo DDR4, soldada en la placa base del equipo, la cual no admite ampliación por una capacidad superior.

En la práctica, estos componentes nos remiten a un ordenador capaz de ejecutar tareas muy variadas con total soltura. Entre otras: diseño gráfico, modelado CAD 3D, programación web, virtualización, retoque fotográfico y edición de videos; además de las tareas de oficina cotidianas (ofimática, internet, videollamadas, etc.)

En cuanto al almacenamiento, destacar la apuesta de ASUS por un disco en estado sólido (SSD) de 512 GB, en el cual podrás almacenar tus documentos, proyectos, imágenes, vídeos, películas, aplicaciones y demás información personal.

Y si tu antiguo portátil contaba con almacenamiento mecánico (HDD), con este modelo notarás una mayor productividad, al realizar en mucho menos tiempo tareas tan cotidianas como: iniciar Windows, abrir aplicaciones pesadas, renderizar proyectos y transferir datos.

No obstante, si necesitas de más espacio, siempre cuentas con la posibilidad de complementar el almacenamiento interno con un disco externo de 1 TB -valorado en unos 50 euros-, y, de esta manera, transferir tu información rápidamente a través de su conectividad USB 3.0.

Gráfica

A nivel de gráficos, este ordenador dispone de la tarjeta gráfica de nueva generación, NVIDIA GeForce RTX 3050, la cual cuenta con una memoria dedicada de 4 GB (GDDR6), para permitir un gaming fluido y sin interrupciones que comprometan la experiencia de juego.

Concretamente, esta gráfica puede correr con suficiente soltura títulos tan populares como: el simulador de carreras, Forza Horizon 5 (77 fps), el juego de acción y disparos, Far Cry 6 (60 fps), y el título de terror, Resident Evil: Village (66.6 fps). Todos en resolución Full HD.

Puertos y Conectividad

El ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T no escatima en lo que a conexiones se refiere, puesto que incorpora soluciones tan punteras como el nuevo estándar inalámbrico, Wi-Fi 6, siendo hasta 3 veces más rápido frente a la tecnología Wi-Fi 5.

Además, cuenta con Bluetooth en su versión 5.2, 3 entradas USB-A (2 de ellas 3.2), un puerto de vídeo HDMI 1.4, un lector de tarjetas microSD, un conector de audio de 3.5 mm y una cámara web HD con obturador físico para preservar tu privacidad.

De igual manera, destaca la versatilidad de su única entrada USB-C 3.2, a través de la cual podrás conectar pantallas (vía DisplayPort), cargar dispositivos externos y la batería del portátil (vía Power Delivery) y transferir datos pesados (vía Thunderbolt 4).

El apartado de audio cuenta con un sistema de sonido firmado por Harman/kardon, el cual puedes mejorar fácilmente con una solución externa más potente -como el altavoz Tronsmart T6 Plus- y así experimentar un sonido más envolvente y placentero.

Autonomía

Pese a que el fabricante no ofrece datos concretos acerca de la duración de la batería de litio integrada, lo cierto es que, de acuerdo a los componentes de hardware y el desempeño de otros modelos de la serie, estimamos su autonomía de 3-5 horas de uso mixto, o lo que es igual a tareas ofimáticas, navegación y visionado multimedia casual.

Conclusión: ¿Merece la pena comprar el ASUS VivoBook Pro 15 OLED K3500PC-L1009T?

En resumen, se trata de un portátil con una solvencia más que demostrada para cubrir tus necesidades informáticas diarias, por más exigentes que estas sean; sin que esto se traduzca en un fuerte desembolso de dinero.

Y entre otras novedades, no podemos dejar de destacar la excelente fidelidad de color proporcionada por su panel OLED de micro borde, la rapidez multitarea de su procesador Core i5 y gráfica NVIDIA ni mucho menos la versatilidad provista por sus modernas soluciones de conectividad.

Por lo demás, agradecer la portabilidad de su diseño, así como la función de retroiluminación del teclado -para favorecer tu productividad diaria- y, no menos importante, la inclusión de un obturador de privacidad en la cámara, siendo esta característica aun exclusiva de contados portátiles.