Cuando se trata de robots aspiradores se puede decir con certeza que el mercado está más que saturado. Con tantísimas opciones entre las que elegir con precios tan diferentes puede resultar complicado determinar el modelo que más nos compensará para hacer un mantenimiento del hogar en el día a día.

Es por este motivo que la irrupción de Ikohs en este segmento ha sido tan bien recibido. Y es que la firma comenzó el año lanzando tres robots aspiradores que rápidamente se convirtieron en top ventas a la par que se preparaban para una serie de nuevos lanzamientos hechos en este último mes.

En el caso que nos ocupa hemos tenido oportunidad de reseñar el robot Ikohs Netbot S15, un modelo que pertenece a la gama media de la firma -ya reseñamos el modelo de entrada- y que en sus escasos meses en el mercado ya ha cosechado numerosas valoraciones positivas por parte de sus compradores gracias a su excelente relación calidad/precio.

Entre sus características destacadas tenemos una potencia de succión de 1500 pA, compatibilidad con Google Home y Alexa así como la posibilidad de gestionar su funcionamiento tanto a través del móvil como a través del mando a distancia incluido en su compra. Sin más preámbulos, vamos allá con nuestra review del Netbot S15.


Un diseño familiar a la par que estiloso


En primera instancia, al ocuparnos del diseño, diremos que la Netbot S15 cuenta con un diseño bastante común pero no menos atractivo dentro de su categoría de producto. No es un robot especialmente pesado ni especialmente voluminoso marcando 3 kilos bajo la balanza y 7cm de grosor respectivamente. 

Al desempaquetar el robot observamos que viene con un buen surtido de extras. Contamos con recambios para los cepillos, para la mopa de fregado y para el filtro hepa, ahorrándonos así el coste de recambio tras unos meses de uso.

El robot nos llega también con dos depósitos; uno de 600 ml para el polvo y otro de 400ml para los líquidos, dado que estamos ante un robot que también actúa como mopa si así lo deseamos.

En el unboxing también observamos una cinta magnética que nos ofrece la firma española para delimitar el acceso del robot a ciertas zonas, un manual de instrucciones, una base de carga a la que vuelve cuando se queda sin batería o bien ha terminado la limpieza y el ya citado mando a distancia que podemos usar de forma opcional.

¿Como funciona su sincronización con el móvil?


Sin lugar a dudas una de las mayores bazas del Netbot S15 es que puede gestionarse su uso a través del móvil. Para ello en el manual de instrucciones encontramos una app que tenemos que descargarnos y en la parte inferior del robot tenemos un código QR que servirá para que la App identifique al robot. 

Decir que su sincronización no va por Bluetooth sino por WiFi, con el robot conectándose directamente a nuestra red WiFi. También es posible agregarlo a Google Home pudiendo darle órdenes a través de alguno de los asistentes de Google, algo que resulta bastante cómodo a decir verdad.

En cualquier caso, una ventaja de su sincronización con el móvil es que podemos ver el mapeado de exactamente donde ha estado el robot para darnos una clara idea acerca de la superficie que ha limpiado. En nuestro hogar, por ejemplo, tenemos 80 metros cuadrados pero con la mayoría de la superficie ocupada con mobiliario no es sorpresa que la superficie que el robot limpie regularmente sea de unos 37-40 metros cuadrados.

¿Limpia correctamente? ¿Qué modalidades tiene?


 Desde Mi Mundo Gadget siempre sostenemos que los robots aspiradores son productos que deben enfocarse a una limpieza de mantenimiento del hogar y no tanto a una limpieza "exhaustiva" por llamarla de alguna manera. Dicho esto, podemos decir que en nuestras tres semanas de uso del Netbot S15 el robot ha desempeñado su tarea correctamente, recogiendo bastante polvo regularmente.

Decir también que lo ideal en nuestra experiencia es hacer tres limpiezas diferentes con el robot para sacarle el máximo provecho y dejar la casa inmaculada.

En este sentido, nuestra rutina de limpieza con el robot es una limpieza inicial de todo el hogar con el "Smart cleaning mode", una limpieza secundaria para que se centre exclusivamente en la limpieza de los bordes del hogar "Around the wall cleaning mode"y finalmente cambiamos el depósito del polvo por el depósito de fregar el suelo para que termine de rematar la limpieza de los suelos. Aplicando estas tres limpiezas lo cierto es que el hogar lo nota y se agradece mucho su ayuda.

En cuanto a las modalidades de uso, tenemos el ya citado "smart cleaning mode" que es para la limpieza general, el modo de limpieza de bordes, un modo para limpiar solo una habitación, el modo de fregado y el modo manual donde puedes mover tú mismo el robot por las zonas que consideres haciendo uso del mando de distancia normal ó el del móvil.

También se puede programar la limpieza, una función bastante útil si quieres que haga una limpieza diaria del hogar.

¿Qué potencia tiene? ¿Qué recoge? ¿Hace mucho ruido?


La potencia máxima de este robot es de 1400 pA, alcanzamos dicha potencia cuando hacemos click sobre el botón del "ventilador" ya que por defecto trabaja a una potencia menor y hace menos ruido.

Recoge de todo; polvo, migas, peluzas, pelos, por lo pronto no hemos tenido ningún problema en este sentido y su rendimiento ha sido bastante bueno pese a no tratarse del modelo de gama más alta de la firma.

Finalmente, a nivel sonoro, nos gustaría decir que es un robot ultra silencioso y apenas le notas pero estaríamos mintiendo descaradamente. Si activas el modo "brute force mode" donde está trabajando a máxima potencia le notas bastante, pero si le dejas trabajar con su potencia por defecto si se va a otra habitación apenas le notarás.

¿Qué autonomía tiene? ¿Cuánto tarda en limpiar una casa?


El S15 tiene una autonomía de hasta 120 minutos. Esto es haciendo uso de la potencia de limpieza normal, cuando activamos el modo potente se rebaja posiblemente a unos 90 minutos aproximadamente. 

En cuanto a lo que tarda en la limpieza, va a depender tanto del modo que tengas habilitado como del metraje de trabajo. Más o menos encontramos que trabaja con algo más de 1 minuto por metro cuadrado de superficie "limpiable". En este sentido, la limpieza general para un hogar con unos 40 metros de superficie despejada se tardará poco más de 40 minutos en una limpieza general y a lo mejor unos 30 minutos en modo de limpieza de bordes.

Cuando considera que ha terminado la limpieza vuelve automáticamente a la base y una vez que ha agotado plenamente su batería se tarda unas 3-4 horas en recargarse al 100% aunque es bastante difícil que la agote en una sola limpieza salvo que el hogar sea bastante grande o bien bastante diáfano.


¿Repite zonas del hogar? ¿Evita otras zonas? ¿Cómo lleva las alfombras?


Como todos los robots de limpieza no es perfecto pero está bastante cerca. Inevitablemente a veces parece que se pasa más tiempo en una zona de lo que debería e ignora otra que debería trabajar más. No obstante, en líneas generales, cuando se dispone a hacer una limpieza general cubre la gran mayoría del hogar sin problemas como han confirmado también el resto de sus compradores.

Si quieres que haga una zona concreta siempre tienes la opción de decirle que limpie solo una habitación, una función que está habilitada en el móvil y en el mando a distancia proporcionado.

Con las alfombras tampoco tiene problemas, siempre y cuando su altura sea inferior a los 2 centímetros el robot se subirá sobre ella y la limpiará correctamente.

Conclusión: ¿Vale la pena el Netbot S15?


Finalizamos esta review del Netbot S15 tras tres semanas de uso diciendo que en líneas generales estamos muy satisfechos con el robot y que si tenemos en cuenta su precio nos costará encontrar algo que balancee una mejor relación calidad/precio.

Es un poco ruidoso si activamos el modo de potencia máxima pero más allá de eso es un robot que tiene la autonomía suficiente para no dejarte tirado, nos encanta que sea compatible con el móvil para tener un mapeado de la limpieza hecha y su multitud de funciones nos permiten encenderlo y desentendernos de la limpieza diaria. Con todo, un acierto en toda regla.