Las freidoras sin aceite no son nada nuevo. De hecho, hemos visto numerosos modelos salir a lo largo de los últimos años. No obstante, si bien este producto novedoso irrumpió en el mercado hace ya algún tiempo son muchos los clientes que se han quejado de estos productos alegando que la comida sencillamente no tenía el mismo gusto.

Es bajo esta premisa - y con estos prejuicios - que desde Mi Mundo Gadget nos embarcamos a hacerle una review al modelo Ikofry de Ikohs, la nueva firma española que está entrando con fuerza en el sector de los pequeños electrodomésticos.

Con bastante escepticismo nos lanzamos a probar este modelo cuyo precio tan pero tan ajustado nos hizo cuestionarlo desde un primer momento en lo que a la calidad respecta pese a sus llamativas opiniones. Hoy te invitamos a conocer nuestras impresiones de este producto tras ya unos cuantos usos. ¿Nos acompañas?



Características/Especificaciones principales


  • Capacidad de 1.5L
  • Potencia de 900W
  • Peso de 2.7 Kg
  • Base anti-deslizante
  • Temporizador

¿Una freidora sin aceite?

Haciendo unos pimientos de padrón con una gota de aceite
Aunque se utilice a menudo el término "freidora sin aceite" para describir esta categoría de productos lo cierto es que son términos contradictorios por naturaleza ya que no podemos freír sin aceite. Sin embargo, no podemos objetar que este es el término más apropiado dado el diseño del producto y el tipo de cocción.

Dicho esto, la Ikofry de Ikohs es efectivamente una freidora sin aceite. En este sentido, lo que hace es emitir aire caliente - y tanto - alcanzando un máximo de 200 grados. A nivel opcional le podemos agregar un poco de aceite a nuestros preparados - una cucharita - y en ocasiones es recomendable como veremos más adelante.

Hablemos del diseño

El panel táctil es sencillo e intuitivo

A nivel de diseño nos encanta el modelo que ha lanzado Ikohs al mercado, tanto en su variante de color blanco como la que hemos usado. Esta freidora sin aceite cuenta con un diseño sencillo y minimalista - un tanto reiterativo, lo sé -con unas dimensiones de 25 x 21 x 27 centímetros. Para que te hagas una idea, tiene la apariencia de un moderno altavoz de grandes dimensiones pero con una base antideslizante - ideal para la cocina-.

Controlamos la freidora gracias a su panel digital ubicado en la parte superior del modelo, un panel bastante estilizado y muy sencillo de utilizar. En dicho panel encontramos el botón de encendido/pausa, un control para el tiempo de cocción y otro que nos permite regular la temperatura con la que vamos a trabajar.

En cuanto al compartimento donde vamos a colocar la comida a cocinar, cuenta con una asa para extraerlo y una bandeja recoge grasas que realmente ayuda a la hora de la limpieza. Decir también que una vez que sacamos el recipiente la freidora se apaga automáticamente.

¿Qué puedo cocinar en el Ikofry?


Tenemos en el dispositivo un pequeño compartimento  de un litro y medio. Allí te caben unos 300 gramos de patatas, una bolsa de pimientos de padrón, unos cuantos aritos de cebolla o bien un saludable salteado de verduras. Realmente puedes cocinar lo que quieras, nosotros por nuestra parte hemos probado los primeros tres ejemplos.

¿Cómo queda la comida? 

Unos aritos hechos sin aceite

Al fin y al cabo esto es lo que más nos preocupa, ¿no? Pues podemos decirte que los resultados nos han sorprendido muy pero que muy gratamente y de repente entendemos la cantidad de valoraciones positivas que ha recibido este producto.

Al cocinar unas patatas como primera prueba tenemos que decir que no notamos la diferencia respecto a una freidora "normal".

Los aritos de cebolla que hicimos como segunda prueba y también quedaron muy bien, semejándose mucho a como te quedan cuando los haces al horno y finalmente los pimientos de padrón nuevamente quedaron como si fuesen hechos en una sartén con aceite.

¿Qué temperaturas maneja la Ikofry?


En cuanto a la temperatura, es posible colocar entre 80 y 200 grados. En todos nuestros tests hemos ido a por todo lanzándonos directamente a cocinar con 200 grados. Y es que al fin y al cabo estamos hablando básicamente de un horno de pequeñas dimensiones que te va a consumir mucha menos potencia si lo que quieres es cocinar unas patatas o unos aritos.

¿Cómo va la limpieza?


La limpieza es posiblemente uno de nuestros apartados favoritos del nuevo gadget de cocina de Ikohs.

Y es que solo tenemos que esperar un rato tras su último uso para lavar con jabón el compartimento que se extrae con facilidad y ya está. A su vez, como no hemos usado aceite o bien solo una cuchara de aceite su limpieza es muy pero que muy fácil, con lo que le gana aquí por goleada a la freidora tradicional.

¿Qué puede mejorar el producto?


El producto es excelente en líneas generales y ya lo estamos recomendando a todo aquel que nos haga caso pero como única mejora posible se nos ocurre que el gadget de cocina nos avise con un pequeño pitido cuando el tiempo de cocción ha terminado.

Dicho esto, es lo que decíamos antes, es un producto fenomenal que nos permite prescindir de la clásica y voluminosa freidora en favor de algo más saludable, más eficiente y más barato.

Conclusión


Finalizamos esta review del Ikofry de Ikohs diciendo que es un gadget que nos ha enamorado. De hecho, desde que hemos empezado a utilizarse hemos optado por prescindir plenamente de la opción de freír convencional y la verdad es que no es algo que se eche de menos. El sabor es sorprendentemente igual obligándonos a pensar por qué no pillamos uno de estos modelos antes.

Si a todo esto le sumas el hecho de que cuenta con un precio muy ajustado no se nos ocurre un mejor regalo, sea para un amigo o para uno mismo. Un producto 100% recomendado.