Netflix Necesita Éxitos que el Dinero No Puede Comprar | Mi Mundo Gadget

Netflix Necesita Éxitos que el Dinero No Puede Comprar



Malos tiempos para el gigante del Streaming. Netflix ha perdido 12 puntos en la bolsa este pasado jueves tras una decepcionante presentación de resultados trimestrales donde la firma consiguió recabar poco más de la mitad de los suscriptores que estimaban (2.7 millones por debajo de los 5 millones estimados) y por primera vez desde su lanzamiento ha perdido terreno en Estados Unidos.

En la medida en que la competencia se prepara para lanzar sus propios servicios, principalmente hablamos de Disney, Warner Media y Apple, actualmente resulta muy gris el futuro de Netflix.

La firma lleva actualmente una deuda de 10 mil millones de dólares, un dinero que ha utilizado para invertir en contenido original. Una estrategia que la firma empezó con House Of Cards hace ya más de 5 años dado que veía que eventualmente iba a tener que prescindir del contenido bajo licencia. 



Ese momento ya se nos acerca y desafortunadamente Netflix sencillamente no está lista para prescindir de su contenido bajo licencia salvo que: a) Duplique su precio de suscripción ó b) reduzca significativamente su inversión en contenido original que este año va de camino a los 17 mil millones de dólares.

Netflix invierte más que cualquier otra cadena, de hecho invierte más en producciones originales que las 4 cadenas más importantes de Estados Unidos (NBC,CBS,ABC y Fox).

No obstante, salvo por un puñado de programas que han conseguido tracción a nivel global (Stranger Things, The Crown, Dark, Orange is the New Black, La Casa de Papel entre otros) el resto de los programas han caído en el olvido con muchos siendo cancelados tras tan solo una o dos temporadas.

Netflix está por perder sus programas más vistos


Y es que ha llegado el momento de que Netflix caiga en la cuenta que aunque la televisión es muy formulaica también es cierto que la firma necesita éxitos que el dinero no puede comprar. Necesita producir programas insgnia que no van a ser necesariamente caros pero que son difíciles de encontrar.

Y es que si echamos ojo a sus programas más vistos (Friends, the Office, Anatomía de Grey), ninguno de estos programas fueron particularmente caros de producir en un principio , sobre todo los dos primeros.

Netflix está en una guerra contra reloj, le quedan menos de 6 meses con Friends en Estados Unidos, The Office se marcha en el 2021 y Anatomía de Grey siendo propiedad de Disney tampoco tardará en desaparecer de la plataforma.

¿Entonces qué puede hacer Netflix?

Lo mejor para Netflix ahora mismo es no subir los precios (esto le ha perjudicado en algunos mercados) sino reducir su cuota de producciones originales. De nada nos sirve tener cientos de programas originales si al final del día la firma se pasa cancelando sus series. Tampoco está dando tiempo a series con promesa de crecer. 

De hecho, si estudiamos la historia de "Friends" ó "Como Conocí a vuestra Madre" veremos que ambas series que se convirtieron en series de culto no obtuvieron mucha audiencia durante sus primeros años.

Se habló de cancelar a "Friends" tras la emisión de la primera temporada y las primeras dos temporadas de "How I Met Your Mother" también estuvieron en el punto de mira para ser canceladas.

Sin embargo, las cadenas vieron el potencial de estos programas (que tampoco eran puntualmente caras) y las dejaron crecer y evolucionar, les dieron una oportunidad y se convirtieron en clásicos.

Está claro que este no va a ser el caso de todas las series ni mucho menos pero por ejemplo, una serie que podía tener ese potencial es "Friends From College" protagonizada por Colbie Smulders de "Como conocí a vuestra madre" y que fue cancelada tras solo dos temporadas.

Si la empresa redujera la cantidad de producciones a la mitad ( o por lo menos el presupuesto de las mismas) entonces para empezar no tendría casi deuda y podría centrarse en ser una plataforma que produce series que NO cancela.

Y es que hasta hace poco esa era la gran baza de la firma, no cancelaba casi sus programas originales.

Cuando nos acostumbramos a que las cadenas nos cancelen todos nuestros programas enseguida llega un punto en que ni les damos una oportunidad si no sabemos que tiene más de una temporada confirmada.

Yo me suscribí a Netflix porque encontré en ella una plataforma que apostaba por su contenido pero entiendo como ahora esa ya no es la percepción de la plataforma puesto que por su volumen de producciones ha tenido que empezar a eliminar series y como pueden esperar que el usuario sea fiel a la plataforma si la misma no es fiel a sus programas.

El tiempo dirá lo que pasará con Netflix una vez que Friends y The Office salgan de la plataforma pero teniendo en cuenta que se estima que por lo menos un 20% de los suscriptores americanos ven en exclusiva contenido licenciado las cosas no se ven muy optimistas para la plataforma y como siga con el rendimiento que está teniendo a día de hoy me parece que solo va a sacar nuevos suscriptores en los mercados como la India con sus planes de 4 dólares para ver series en el móvil.

El tiempo dirá si me equivoco pero lo que parece casi certero a estas alturas es que Netflix va a tener que hacer un cambio importante en su estrategia una vez que la competencia salga con los dientes bien expuestos.