-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

Galaxy S5 más barato : 5 formas de conseguir un descuento de casi 200 euros


No cabe duda a día de hoy que el Samsung Galaxy S5 es uno de los terminales más atractivos y más cotizados del mercado. Samsung ha hecho un excelente trabajo con su nuevo terminal incorporando un sensor de huellas, una cámara 4K y un monitor de ritmo cardíaco entre sus novedades. Sin embargo, como bien sabemos, con un gran smartphone llega un gran precio y el Galaxy S5 no es la excepción. En este sentido, el terminal tiene un coste libre de unos 699 euros. 

Hoy vamos a hablar acerca de cómo conseguir el Galaxy S5 más barato y para ello os proporcionaremos con 5 consejos para conseguirlo. Y es que, pudiendo comprarlo por tan poco como 399 euros en Amazon España, ¿para qué gastar más? Ver: Los Mejores Gadgets para Regalar por Menos de 100 euros.



Lo que opinan quienes lo han comprado



1) Comprarlo en Amazon España.


Posiblemente la mejor opción para conseguir el Galaxy S5 más barato es comprándolo en Amazon España, el líder de comercio electrónico en nuestro país. En cuanto al precio, podemos hacernos con el modelo de 16 GB por tan poco como 399 euros, lo que viene  ser una rebaja de unos 180 euros sobre el precio original. Comprarlo en Amazon tiene numerosas ventajas. Por un lado estás comprando a una tienda de confianza, por otro lado te ofrecen 14 días para devolverlo si no estás contento y por último cuentas con los mejores precios del mercado. Personalmente, cuando voy a comprar algo online siempre opto por Amazon ya que tienen un servicio de atención al cliente muy bueno y típicamente ofrecen precios muy ajustados.

2) Esperar a que salga el Galaxy S6


Otra opción un poco más radical es esperar a que salga el Galaxy S6 al mercado. Teniendo en cuenta que Samsung renueva sus buques insignias de forma anual esto significa que tendrías que esperar hasta abril aproximadamente. No obstante, si estás seguro de que quieres este modelo puntual es una gran opción para ahorrar bastante dinero. Para que te hagas una idea del ahorro, el Galaxy S4 que se lanzó hace ya más de un año ahora está disponible por unos 360 euros al contado, una rebaja de 330 euros  frente a su precio recomendado. 

3) Comprarlo con contrato


Otra opción que no te permite comprar el Galaxy S5 más barato pero sí de forma diferida es comprándolo con un contrato en una operadora de telefonía móvil como Orange ó Vodafone. Terminarás pagando lo mismo ya que las operadoras ya no subvencionan los smartphones pero al menos podrás ir pagándolo en cuotas en lugar de pagar su precio integro de una. Personalmente no recomiendo esta vía ya que terminas pagando bastante más pero es una opción que mucha gente adopta puesto que lo ven como un gasto más pequeño.

4) Comprarlo por un portal de ofertas diarias


Portales como LetsBonus y Groupon típicamente ofrecen terminales de gama alta a precios rebajados. Suelen tardar unos meses en introducir estos terminales a sus catálogos y las ofertas no son permanentes con lo que hay que estar atentos. En cualquier caso, aunque esta es una opción interesante no la recomiendo ya que los terminales suelen ser importados de Estados Unidos para tener precios tan asequibles y esto complica mucho las cosas a la hora de tratar con las garantías del terminal.

5) Comprarlo restaurado


Como última opción puedes comprarlo restaurado. Samsung oficialmente no vende productos restaurados con lo que lo tendrías que comprar restaurado de un tercero. Esto tiene ventajas y desventajas. Por un lado se trata de un producto usado que ha sido puesto a nuevo por una empresa. Por otro lado no tienes la garantía de Samsung de que funciona como debería con lo que no hay quien te proteja en estos casos. En mi experiencia con productos restaurados, prefiero tratar con la misma empresa que ha creado el producto como es el caso de Apple en su sección de productos restaurados. Y es que si encima voy a comprar un producto usado quiero tener todas las garantías de que va a funcionar bien, algo que una empresa externa no puede ofrecerte por más que te lo aseguren.