-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

Tablet Bq Darwin; Análisis, características y opiniones




Ya os hemos hablado acerca de la Bq Da Vinci y de la Bq Verne Plus, ahora toca analizar la nueva tablet Bq Darwin. Y es que hace días he aprovechado que un amigo estaba trabajando en una tienda de electrónica para hacerme con un montón de tablets Bq (el iPad 2 no me lo dejaba ni muerto) e ir probándolas en el día a día para ver el desempeño de cada una y ya poder hacer las críticas.

En cualquier caso hoy toca hablar acerca de la tablet Bq Darwin, una tablet de 8,4 pulgadas cuya mayor desventaja es que su WiFi no es tan potente y su sistema operativo está bastante desactualizado. No obstante, la nueva Bq Darwin es definitivamente una opción a tener en cuenta a la hora de adentrarse al mundo de las tablets Android a precios asequibles. Por cierto que si la compran online esta u cualquier otra suelen ser más baratas que en las tiendas.

Enlace de interés: ¿Conoces la tablet Bq Kepler?


Pantalla y primeras impresiones

La Bq Darwin tiene una pantalla de 8,4 pulgadas con una resolución de 800 x 600 píxeles (un poco mejor que la Verne Plus). Lo negativo de la pantalla es que nuevamente nos encontramos ante una pantalla de tipo resistiva, es decir que cuesta más la realización de tareas básicas al tener que hacer más fuerza al presionar la pantalla. La tablet en sí es bastante delgada y muy liviana con lo cual da gusto llevarla con uno.

Procesador y Almacenamiento

En el apartado del procesador nos encontramos ante un procesador curiosamente interesante de doble núcleo ARM. Su almacenamiento, como en tantas otras tablets de Bq es de 8 GB aunque se puede expandir gracias a la ranura para tarjetas microSD.

El procesador se desempeña bastante bien y realiza la mayoría de las tareas con fluidez. En alguna que otra ocasión se me atascó pero eso era cuando sobrecargaba el sistema operativo con demasiadas cosas simultáneamente. Cabe recordar que el sistema operativo de esta tablet es Android 2.1, la versión Eclair del sistema operativo de Google para móviles. Un sistema un tanto rudimentario al compararle, por ejemplo, con Honeycomb de Android pero más que suficiente para la mayoría de los mortales que solo queremos un gadget para entretenernos un poco camino al trabajo.

Conectividad

La conectividad del gadget es un tanto limitada. WiFi y una entrada miciUSB son nuestras únicas conexiones con el mundo exterior a la tablet. No existe conectividad Bluetooth ni soporte para redes 3G lo cual implica que únicamente se puede emplear la tablet en puntos WiFi, dejando fuera a quien desee una tablet para conectarse en cualquier punto de la ciudad.

Autonomía

Quizás sea uno de los puntos más atractivos de la Bq Darwin. Y es que cuenta con una autonomía que (en la práctica) alcanza unas 7 horas navegando por la web de forma intensiva.  Al ver videos y escuchar música simultáneamente la vida útil de la batería se rebaja considerablemente. No obstante, realmente está muy bien la autonomía si no buscas utilizar tu tablet constantemente.

Conclusión

En conclusión me lo he pasado bien con la Bq Darwin. Es una tablet asequible que cumple sus funciones. Vale que no tiene un desempeño absolutamente excepcional pero es una tablet ergonómica con funciones suficientes a un precio ajustado que permiten que me la compre sin tener que vender un riñón. En definitiva es una tablet que recomiendo a quien quiere adentrarse al mundo de las tablets pero no quiere gastar “dinero Apple”.

¿Te interesan las tablets asequibles?