-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

6 de junio de 2017

iPad Pro 9.7 (2016) VS iPad Pro 10.5 (2017) Diferencias a fondo


Apple ha debutado esta semana una nueva manada de productos. Uno de los más anticipados ha sido, sin lugar a dudas, la renovación de su mítico iPad Pro que llevaba ya casi 1 año sin actualizarse. El nuevo iPad Pro de la firma trae consigo atractivas mejoras tanto a nivel de pantalla, procesador y cámara.

Hoy nos disponemos a estudiar a fondo las diferencias entre este modelo y el modelo anterior en una comparativa que te dejará en claro exactamente qué es lo que ofrece el nuevo iPad Pro (2017) frente al iPad Pro 9.7 (2016). ¿Nos acompañas a descubrir las diferencias en esta comparativa del iPad Pro 2016 Vs iPad Pro 2017?



iPad Pro 9.7 (2016) vs iPad Pro 10.5 (2017) ¿Qué diferencias hay?


Un panel mucho mejor


Seguramente una de las mayores diferencias que podemos mencionar en esta comparativa viene por el lado del panel. Y es que, mientras el iPad Pro lanzado en el 2016 contaba con un panel de 9.7 pulgadas, al igual que todos los iPads que no pertenecieran a la gama "mini", el nuevo iPad Pro del 2017 da un salto a las 10.5 pulgadas.

Es un salto que tiene bastante mérito, sobre todo porque no se aprecia una gran diferencia en las dimensiones de la tablet al reducir aún más los marcos que la rodean.

¿Cómo son las dimensiones y el peso?

A nivel de dimensiones, el nuevo iPad Pro de 10.5 pulgadas cuenta con 25 centímetros de altura, 17.4 centímetros de ancho y 6.1 milímetros de grosor.

A efectos comparativos, el iPad Pro 9.7 del 2016 contaba con 24 centímetros de altura, 16.9 centímetros de largo y el mismo grosor de 6.1 milímetros. 

De este modo se puede apreciar que las dimensiones de ambas tablets son prácticamente idénticas pese a que la última cuenta con 0.8 pulgadas adicionales.

El peso tampoco ha fluctuado casi, pasando de 437 gramos en el modelo del 2015 a 469 gramos en el modelo lanzado esta semana.

¿Ha cambiado la resolución?

La resolución del iPad Pro 9.7 vs iPad Pro 10.5 se mantiene en el grado "retina" pero ha mejorado en el caso del último modelo para hacer eco sobre el incremento de tamaño. En este sentido, el modelo anterior presentaba 2048 x 1536 pixeles, mientras que el iPad Pro 10.5 aumenta a 2228 * 1668 píxeles, manteniendo así la densidad en los 264 píxeles por pulgada en ambos modelos.

Ambas tablets gozan de tecnología true tone en sus paneles -aunque en el último modelo esta tecnología es un 50% más brillante- y ambas tienen una lamina anti-reflectante para que la tablet pueda ser usada en exteriores sin problemas.

Destaca también la incorporación de tecnología Pro Motion en el nuevo modelo, que ajusta la velocidad de refresco de la pantalla de un modo dinámico pasando de 24 Hz hasta los 120 Hz. 

¿Para qué sirve la tecnología Pro Motion? Pues principalmente, la nueva tecnología incrementa la autonomía y mejora el desempeño al ajustarse dinámicamente en función de la actividad que está realizando el usuario.

Procesador y Desempeño

El iPad Pro 10.5 usando el sistema de ficheros de iOS 11

A nivel de desempeño en esta comparativa sabemos que Apple no lanza una nueva tablet si no tiene grandes mejoras en este segmento. Así la nueva iPad Pro de 10.5 pulgadas apuesta por un procesador Apple A10X Fusion, un chip que ofrece mejoras de procesamiento y mejoras gráficas que alcanzan un 40% frente a la generación anterior.

¿Cuánto RAM tiene el iPad Pro 10.5?

Desafortunadamente, -como es costumbre en Apple- la firma no ha revelado la cantidad de RAM que le ha dado a este último modelo lanzado pero cabe esperar que cuente con 2 u 3 GB de RAM como mucho. Hay que recordar en estos casos que el sistema operativo iOS está muy optimizado y por tanto si le asignan 2 GB de RAM es porque puede operar sobradamente con esta capacidad.

El iPad Pro 9.7 del 2015 salió a la venta con 2 GB de RAM y un procesador A9x.

Almacenamiento tomado enserio


Un problema habitual con Apple es el almacenamiento ya que la empresa ha tardado mucho en tomar en serio el tema de que los usuarios requieren un mayor almacenamiento de base en los tiempos que corren. Y es que no es lo mismo 16 GB hace 3 años que 16 GB a día de hoy con lo pesadas que son las fotos y las aplicaciones descargadas.

Con esto en mente, el nuevo iPad Pro 10.5 se lanza de base con 64 GB frente a los 32 GB que ofrece de base el iPad Pro de 9.7 pulgadas del 2016. 

Las escalas también son diferentes, en el nuevo modelo pasamos de 64 a 256 hasta los 512 GB. Por su parte, el modelo original que partía de 32 GB pasaba por los 128 GB y terminaba su "recorrido" en los 256 GB de almacenamiento interno.

¿Por qué nos importa?

El almacenamiento interno es muy importante a la hora de elegir qué iPad Pro es mejor dado que Apple no permite la introducción de tarjetas microSD con lo que el almacenamiento que eliges cuando compras la tablet es el almacenamiento que tendrás hasta que la cambies.

El apartado fotográfico


Si bien es cierto que mucha gente no toma a las tablets en serio a la hora de sacar fotos por lo engorroso del proceso, Apple ha visto que hay un mercado para ello y por este motivo tanto el iPad Pro de 9.7 pulgadas como el actual gozan de cámaras muy destacadas.

En su momento, el iPad Pro de 9.7" contaba con la misma cámara del iPhone 6S y ahora Apple vuelve a repetir la jugada adoptando la misma cámara implantada en el iPhone 7 (que no el iPhone 7 Plus).

De este modo, tenemos en la cámara trasera un sensor de 12 megapixels en ambos casos, con ambos modelos siendo capaces de grabar vídeo en calidad 4K

Lo que cambia de forma significativa es la apertura (la cantidad de luz que entra al sensor) ya que el iPad Pro 2017 llega con una apertura de f/1.8 frente a F/2.2 del modelo de 9.7 pulgadas del 2016.

¿Por qué me importa la apertura de la cámara?

La apertura es importante por dos motivos. Por un lado permite hacer mejores capturas independientemente de la condición lumínica. Por otro lado ofrece una mayor profundidad de campo, permitiendo al usuario realizar fotos más "Profesionales" y con un rango dinámico más interesante.

No nos engañemos, ambas cámaras son excelentes para una tablet, más con la inclusión de un flash True Tone pero el nuevo iPad Pro se lleva una pequeña ventaja en este campo.

La cámara frontal (la más usada en los iPads según mi experiencia) también recibe un lavado de cara, pasando de 5 megapixels capaces de grabar vídeo en HD a 7 megapixels capaces de grabar vídeo en Full HD. 

Esta es una diferencia significativa de cara a las videoconferencias. Por lo general la red a la que estamos conectados recorta la calidad de la imagen transmitida con lo que siempre nos vendrá mejor que recorte una resolución Full HD que una resolución HD.


Conclusión; ¿Vale la pena el cambio? ¿Son las diferencias tan significativas?


Llegamos al final de nuestra comparativa que compara el iPad Pro 9.7 (2016) vs el iPad Pro 10.5 (2017) y lo cierto es que la respuesta a esta pregunta no es fácil. Evidentemente el nuevo iPad Pro trae atractivas mejoras, principalmente por el lado fotográfico, a nivel de desempeño y de cara al panel.

Dicho esto, nosotros no vamos a recomendar a nuestros lectores comprarse el nuevo iPad Pro si ya tienen en sus manos el modelo de generación anterior. Estos usuarios apenas apreciarán la diferencia de desempeño. Por otro lado, si vienes de un iPad Air de primera generación ó antes entonces las diferencias serán mucho más significativas y en estos casos recomendamos su actualización.

Destaca también el sistema de ficheros incluidos en la última iteración de iOS, un sistema que solo estará disponible en los modelos Pro y que finalmente apuesta por cerrar la brecha entre un sistema operativo móvil y un sistema operativo típico de ordenadores.


No hay comentarios :

Publicar un comentario