-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

15 de junio de 2016

[Análisis] Great Wall W715, la tablet infantil definitiva


Las Ventajas: Diseño robusto y colorido, especificaciones ideales para Android 4.4, capa de personalización enfocada a los niños, precio competitivo.
Las Desventajas: Autonomía limitada.

Las nuevas generaciones tienen la oportunidad de entrar en contacto desde sus primeros días de vida con los distintos dispositivos tecnológicos que dicen presente en cada hogar. Así, ya es normal que los niños pequeños deseen tener sus propios móviles donde disfrutar de sus juegos favoritos, mirar películas y series animadas en Netflix o pasar largos ratos en Youtube. Para todos ellos, una buena opción de compra es la tablet Great Wall W715 (también conocida como Gran Muralla W715).



Great Wall W715 es una tablet de gama de entrada de origen china (por si quedaba alguna duda con su nombre). Su principal característica no es otra que proporcionar las especificaciones básicas para conseguir un rendimiento fluido en las Apps populares a contraparte de un bajo precio.

Entre ellas se destaca una pantalla de 7 pulgadasprocesador Quad-Core y 1 GB de RAM. Hoy te invitamos a conocer este modelo para niños a fondo en nuestro análisis de la Great Wall W715.



Review/Reseña/Análisis de la Great Wall W715

 Diseño colorido e infantil


En primera instancia, el análisis de Great Wall W715 demuestra que no se trata de una tablet pensada para agradar a los usuarios por su calidad o estilo moderno, sino llamar la atención de los niños. Así, este modelo se comercializa en cuatro colores diferentes; rojo, azul, verde y negro, cada uno con diferentes dibujos sobre su cara trasera.

 Por otra parte, toda la carcasa del equipo mezcla el plástico con una superficie acolchonada que está pensada para conseguir una mayor resistencia ante golpes o rayones, algo que en estos casos suelen suceder constantemente. En total, sus dimensiones corresponden a 21.40 x 12.25 x 0.89 cm, mientras que su peso se queda en 350 gramos.

 Respecto a la pantalla elegida, no es otra que un panel capacitivo de 7 pulgadas con una resolución de 1024 x 600 píxeles (WSVGA). Así, la calidad de visión está lejos de ser la mejor, aunque no deja de estar dentro de los parámetros lógicos, más aún al ser una tablet para niños.


Procesador, RAM y Almacenamiento 


El hardware elegido para la tablet Great Wall W715 corresponde a un procesador Rockchip RK3126 funcionando a partir de cuatro núcleos a una frecuencia de 1,33 GHz. Asimismo, su GPU es una Mali-400 MP y su memoria RAM se queda en solo 1 GB.

Vale destacar que todos los componentes han sido creados específicamente para funcionar con modelos Android de gama de entrada, por lo que no se debe esperar ningún tipo de problemas de rendimiento siempre y cuando no se exija al dispositivo por encima de sus lógicas limitaciones.

Además, el espacio de almacenamiento interno es de 8 GB, algo que puede traer algunos problemas a la hora de querer descargar varios de los últimos juegos que suelen requerir de un considerable espacio para su instalación o actualización.


Cámaras y autonomía 


La información disponible sobre las cámaras de Great Wall W715 indican que están presentes, aunque sin lugar a dudas no se querrá hacer mucho con ellas. Es que se ha optado por un sensor principal de 2 megapíxeles y uno frontal VGA de 0,3 megapíxeles.

 En contraparte, la batería posee una capacidad regular de 2500mAh que puede garantizar alrededor de 3 horas de reproducción continúa de video en Internet hasta necesitar recargarse.


Conectividad y Sistema operativo adaptado para niños


Para terminar con el análisis de Great Wall W715 vale indicar que el sistema operativo de fábrica que posee es Android 4.4 Kit Kat, mientras que dispone de acceso a Google Play y la interminable cantidad de aplicaciones existentes en su interior.

Evidentemente no se queda con Android a secas. Y es que al ser una tablet infantil llega con una capa de personalización que la hace mucho más atractiva para los más pequeños, no solo por sus diseños coloridos sino también por la disponibilidad de aplicaciones enfocadas a este público.

 En relación a sus conectividades, tampoco hay mucho para destacar más allá de su salida microUSB para recargar la batería (o conectarlo a un ordenador) y WiFi 802.11 a/n/b/g. Brillan por su ausencia tanto los tradicionales Bluetooth 4.0 como el GPS.

Conclusión: ¿Vale la pena esta tablet para niños?


Evidentemente, antes de hacer cualquier tipo de valoración debemos tener en cuenta a quién apunta esta tablet. Así las cosas, pensada para niños de unos 4-6 años lo cierto es que está bastante bien. Su diseño colorido será una atracción instantánea, súmale a eso su cuerpo acorazado y suficiente almacenamiento para descargar juegos de la talla de Angry Birds y compañía y estás ante una tablet que seguramente le sacará a los peques más de una sonrisa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario