-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

Análisis Toshiba Satellite L50-B-23G, Ventajas y Opiniones


Ventajas: Procesador Core i5 5200U, 8 GB de RAM, gráfica dedicada, 1 TB de almacenamiento, precio ajustado de unos 600 euros.
Desventajas: Panel de resolución "estándar" (por ponerle una pega)

En cuestión de portátiles con buena relación calidad/precio son pocas las marcas que rivalizan con Toshiba (Asus se me ocurre que sería una de ellas). Con esto en mente, Toshiba ha preparado una serie de portátiles muy interesantes para nosotros este año, uno de lo más interesantes es el Toshiba Satellite  L50-B-23G. Como viene siendo costumbre para los lectores de Mi Mundo Gadget, hoy vamos a analizar a fondo este interesante equipo que destaca, entre otras cosas, por su ajustado precio de nada menos que 600 euros. ¡Vamos a ello!

¿Para quién es?


Este portátil es ideal para usuarios exigentes que estén buscando un equipo con buena autonomía con el que llevar a cabo tareas más complejas que solo rellenar unos documentos ó navegar por la web. Es ideal para quienes necesitan potencia gráfica y no quieren verse limitados en unos años por 8 GB de RAM.

¿Para quién NO es?


Este portátil no es para el usuario casual que solo busca un equipo con el que consultar las redes sociales, navegar por internet y ver algún vídeo que otro. Para estos usuarios un portátil Core i3 por menos de 400 euros será más que suficiente para satisfacer sus necesidades y además mucho más barato. 

Opiniones de quienes lo han comprado: 



Análisis/Reseña del Toshiba Satellite  L50-B-23G


Panel y primeras impresiones



Comenzamos nuestro análisis del Toshiba Satellite  L50-B-23G para hablar de su panel así como las primeras impresiones que nos ofrece el equipo. Empezamos por el panel, una pantalla de 15.6 pulgadas de tipo LED TFT que tiene una resolución bastante estándar de 1366 x 768 píxels.

A nivel del teclado, resulta muy cómodo al tacto, siendo un teclado de tipo isla que hace las delicias de quienes se van a pasar el día escribiendo en él ya que al tener las teclas más espaciadas previene fácilmente los errores típicos en teclados más "apretados". También incluye teclado numérico, apartado que es de agradecer a día de hoy.

En general el portátil se aprecia robusto con un diseño elegante y delgado en color rojo mate. Destaca desde el principio la calidad del audio, gracias a la tecnología de altavoces skullcandy que hacen de este equipo un portátil ideal para el apartado multimedia.

A nivel de funcionamiento, el Toshiba Satellite  L50-B-23G nos llega con Windows 8.1 que, teniendo en cuenta las especificaciones del equipo, va como la seda gracias a la optimización del equipo para este sistema operativo. Así las cosas, las primeras impresiones son positivas pero vayamos más a fondo.

Procesador, RAM y gráfica




Una de las características más atractivas del nuevo portátil de Toshiba es su procesador. Concretamente, integra un Intel Core i5 de quinta generación (5200U) que corre a 2.2 GHz en modo normal y 2.7 GHz en modo turbo boost. Se trata de un procesador muy bueno que combina la eficiencia con la productividad repercutiendo en una sólida autonomía que discutiremos más adelante en esta reseña.

En el apartado de la RAM el equipo tampoco decepciona con 8 GB de RAM DDR3 de serie, ampliables a 16 GB en caso de que nos sea insuficientes los 8 GB en el futuro.

Por último, en el terreno gráfico, el nuevo Toshiba Satellite  L50-B-23G se mueve bien con una gráfica AMD Radeon R7 M260 con 2 GB dedicados.  Se trata de una gráfica ideal si tienes pensado editar fotos ó vídeos ya que será más que capaz de seguirte el ritmo sin darte problemas.

Semejante conjunto de especificaciones hacen que el nuevo portátil de Toshiba sea ideal para una vasta variedad de usuarios. Desde el usuario casual que busca un equipo altamente funcional hasta el usuario más exigente que requiera de una gráfica potente y la posibilidad de ampliar la RAM en un futuro. En sí, estas especificaciones garantizan un portátil que, como no seas un gamer constante, no decepcionarán.

Autonomía


Como hemos dicho previamente, la inclusión de un procesador Core i5 de quinta generación hacen que la autonomía de este equipo se vea muy beneficiada. Concretamente, el Toshiba Satellite  L50-B-23G nos llega con una batería de 4 celdas que ofrece algo más de 6 horas de autonomía.

Evidentemente no se compara con las 12 horas que te da un MacBook Air de 13 pulgadas pero estamos hablando de un equipo que cuesta la mitad con lo que no se le pueden pedir peras al olmo. Como referencia, la vasta mayoría de los portátiles en su rango de precio se mueven en torno a las 4 horas con lo que las 6 horas de este modelo definitivamente representan un punto a favor.

Almacenamiento


De cara al almacenamiento, este equipo no decepciona y sigue la tendencia de la mayoría de los equipos de gama media del 2015 al integrar 1 TB de disco duro con una velocidad estándar de 5400 rpm.

Para la inmensa mayoría de los usuarios 1 TB es más que suficiente. No obstante, si te quedas corto debes saber que a día de hoy puedes comprar discos externos USB 3.0 de hasta 1 TB por unos 50 euros en Amazon España.

Conectividad y extras


Nos adentramos ya en el último apartado de nuestra reseña del Toshiba Satellite  L50-B-23G para hablar de la conectividad así de los extras del nuevo equipo de Toshiba. En este sentido realmente no se puede decir que le falte nada. Cuenta con unidad óptica DVD Super Multi, WiFi de estándar ac/a/b/g/n, 2 puertos USB 3.0, 1 puerto USB, 1 puerto HDMI, 1 puerto VGA y 1 puerto ethernet. Tampoco podía faltar la inclusión de una webcam HD.

A nivel de sistema operativo, el equipo llega con Windows 8.1 con lo que los bugs de Windows 8 ya están arreglados y si te apetece más adelante este año puedes actualizarte gratuitamente a Windows 10 (que con 8 GB de RAM vas más que sobrado para ello).

Conclusión


Con todo, podemos valorar que se trata de un portátil de lo más completo que además porta un diseño elegante y una sólida autonomía de poco más de 6 horas de funcionamiento. Su conjunto interno garantizan un equipo de calidad y la marca de Toshiba avala dicha calidad. La posibilidad de ampliar la RAM en el futuro te protegen en caso de que seas un usuario muy exigente y su procesador Core i5 brinda el balance perfecto entre eficiencia y productividad. Poco más se le puede pedir  Toshiba Satellite  L50-B-23G por poco más de 600 euros, ¿no crees?


No hay comentarios :

Publicar un comentario