-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

Ventajas y Desventajas del Samsung Gear Live, pros y contras


Samsung no es ningún novato en el segmento de los smartwatch. La compañía debutó su primer smartwatch a fines del año pasado y a día de hoy ya ha presentado nada menos que cuatro smartwatches al mercado. El nuevo dispositivo de la casa se diferencia de las generaciones anteriores al implementar Android Wear como sistema operativo, el sistema desarrollado por Google para dispositivos vestibles. Hoy vamos a analizar el Samsung Gear Live para determinar sus pros y sus contras o lo que es lo mismo, las ventajas y desventajas del gadget. 




Desventajas del Samsung Gear Live


Batería de 300 mAh


Tal y como sucede con el LG G Watch, el Gear Live nos ofrece una autonomía bastante limitada. ¿Qué tan limitada? Pues limitada a un día o menos según los datos proporcionados por Samsung. El gadget como tal cuenta con una batería de 300 mAh pero teniendo en cuenta que opera con una pantalla Super Amoled que está siempre encendida y que porta un procesador de doble núcleo a sus espaldas, el equipo está destinado a no darnos mucho más que un día de uso como mucho. Esto significa que puedes ir buscando enchufes en tu casa ya que tendrás que agregar un dispositivo más a tu ciclo de cargas diarias.

Diseño rectangular


Por algún motivo se les ha metido a la cabeza de los diseñadores de relojes inteligentes que la gente quiere un mini smartphone en sus muñecas y este, salvo por algunos nerds como vuestro servidor, no es el caso. La gente no quiere un smartwatch rectangular, las ventas de los smartwatches rectangulares dejan esto bastante claro. Un panel rectangular de 1.63 pulgadas en tu muñeca no es algo atractivo, es feo, icómodo y poco estético. Puede ser todo lo funcional que quieras pero si es feo la gente no lo llevará encima todo el día que es, al fin y al cabo, el objetivo de un reloj. La pulsera de plástico tampoco ayuda pero suponemos que habrán modelos de acero con lo que dejaremos eso pasar por el momento.

Dependencia completa de tu smartphone

Entendemos que los smartwatch fueron diseñados como accesorios y a su manera complementos del smartphone pero de ahí a que no sirva para nada si no está al lado de tu smartphone es mala señal. Concretamente, si no tienes tu smartphone encima el smartwatch es inútil. Lo que es más, si no tienes una tarifa de datos puedes ir olvidándote del smartwatch también. Y es que sin una tarifa de datos lo único que podrás hacer con tu smartwatch en la calle es leer mensajes, visualizar llamadas y controlar la música de tu smartphone, poco más realmente. No podrás dictar, hacer preguntas a Google Now ni nada que requiera el uso de internet básicamente.

Reduce la autonomía de tu smartphone


Uno de los elementos más frágiles de los smartphones a día de hoy es la autonomía. Difícilmente encontramos un terminal de gama alta que nos de más de un día de uso. Si tu smartphone se encuentra en ese "selecto grupo" entonces debes tener en cuenta que el Gear Live te consumirá aún más la batería de tu smartphone. El consumo no es elevado puesto que funciona con Bluetooth 4.0 de bajo consumo pero si recibes unas cuantas notificaciones diarias y piensas hacer bastante uso de tu smartwatch entonces tu smartphone también sufrirá las consecuencias. Recuerda que cada acción en tu smartwatch está vinculada a una acción en tu smartphone.

Solo es compatible con Android 4.3 en adelante


Otra desventaja importante de cara a garantizar el éxito del smartwatch de Samsung es la compatibilidad. Android Wear únicamente es compatible con Android 4.3 en adelante. Es posible que tu smartphone tenga una versión compatible pero también es posible que no la tenga. Y es que con casi un 40% de los smartphones android activos operando con versiones anteriores a la 4.3 el mercado compatible con el Samsung Gear Live se ha reducido bastante. 

Es Google Now en tu muñeca


Android Wear está basado en torno a Google Now y un sistema de notificaciones, eso es básicamente el resumen de Android Wear. Es una plataforma interesante pero debes recordar que el  Gear Live es básicamente un "atajo" a Google Now disponible en tu muñeca. No hay nada que puedas hacer tu smartwatch que no puedas hacer con tu smartphone. Es, en cierta medida, una versión "micro" de tu smartphone que se centra en lo importante. Semejante interfaz tiene su mérito sin lugar a dudas pero díficilmente se puede llamar novedoso a algo que es básicamente una versión depurada de algo que ya tenemos disponible en nuestro smartphone.

Ventajas del Gear Live

Sensor de ritmo cardíaco incorporado


A diferencia del LG G Watch, el Galaxy Gear Live incluye en su parte posterior un sensor de ritmo cardíaco. De este modo, el Gear Live cuenta con una ventaja estratégica frente al G Watch al ser capaz de medir nuestro ritmo cardíaco además de los pasos que damos, las calorías que quemamos y las distancias que recorremos. Personalmente no es algo que usaría muy a menudo pero conozco a más de uno a quien esto le sería de utilidad.

Pantalla Super AMOLED


No cabe duda que Samsung tiene paneles increíbles y su Gear Live no iba a "librarse" de semejante ventaja. En este sentido, el Gear Live integra un panel Super AMOLED de 1.63 pulgadas con una resolución de 320 x 320 píxels. Semejante cantidad de píxels nos ofrece nada menos que 278 píxels por pulgada, una resolución que resulta difícil de ignorar.

Procesador de doble núcleo 


Está claro que Google tiene especificaciones muy concretas en mente para conseguir un óptimo funcionamiento de Android Wear. Es por este motivo que ambos smartwatches presentados en el día de ayer cuentan con el mismo procesador Snapdragon 400 que corre a 1.2 GHz. Este es un procesador potente que se usa a día de hoy en muchos smartphones y que debería hacer que Android Wear vaya como la seda. Además de un potente procesador, el Gear Live también cuenta con 512 MB de RAM y 4 GB de memoria interna para guardar fotos y canciones en el gadget de Samsung.

Cuenta con certificación IP67 resistente al agua y al polvo


Al igual que el Galaxy S5 de la casa, el nuevo smartwatch cuenta con certificación IP67 que básicamente significa que es capaz de sumergirse bajo el agua a una altura máxima de un metro durante un máximo de 30 minutos. Esto supone que no tendrás que preocuparte por quitarte el Gear Live cuando estás fregando los platos ó lavándote las manos ya que la salpicadura de agua no lo perjudicará.

Comandos y respuestas de voz


Todos sabemos que Google Now cuenta con una de las mejores tecnologías de reconocimiento de voz disponibles para las masas. Dicha tecnología estará ahora disponible en tu muñeca ya que gracias a Android Wear podrás dar comandos de voz y obtener respuestas de voz tal y como lo harías con tu smartphone. De este modo serás capaz de dictar mensajes, programar alarmas, establecer recordatorios y hacer preguntas que tu smartwatch te responderá gracias a Google Now. Es tu asistente personal favorito directamente en tu muñeca.

Posibilidades ilimitadas


A diferencia de los smartwatches que hemos visto hasta la fecha con su selección exclusiva de aplicaciones, con Android Wear todas las aplicaciones que tienes en tu smartphone serán compatibles con tu smartwatch. Las notificaciones que te lleguen a tu smartphone también te llagarán a tu smartwatch y los desarrolladores no tendrán que hacer nada puesto que Google ya se ha encargado del trabajo pesado. Los desarrolladores que lo deseen podrán crear una versión más interactiva de su app para Android Wear donde a través de comandos de voz ó gestos táctiles será posible realizar acciones sobre una determinada aplicación. Es de esperar que en los meses venideros los grandes desarrolladores y las grandes empresas dejen su marca en este sentido y creen aplicaciones con compatibilidad exclusiva con Android Wear, sobre todo en lo que se refiere a aplicaciones de fitness y de salud.

Precio razonable


Aunque debemos tener en cuenta que el smartwatch de Samsung es, en toda regla, un accesorio, su precio también es el de un accesorio. El nuevo gadget ha sido puesto a la venta por 199 euros que si bien puede parecer excesivo si miramos terminales como el Moto G que cuestan 150 euros y son smartphones, el precio del smartwatch no es puntualmente excesivo. Por 199 euros es bastante factible que apele a las masas, más aún si tenemos en cuenta que seguramente habrán opciones más asequibles en unos meses. Con todo es un precio que cae en el espectro de lo que esperábamos y estábamos dispuestos a pagar por un smartwatch con estas capacidades.


Conclusión


Sin perder de vista que se trata de un accesorio que complementa nuestro smartphone, el  Gear Live parece una sólida apuesta a la hora de hablar de un smartwatch. Como gran desventaja señalo su baja autonomía pero sus puntos a favor están claros: panel Super AMOLED de gran resolución y monitor de ritmo cardíaco para hacer las veces de una pulsera de fitness además de smartwatch. Android Wear nos plantea una plataforma interesante con la que gestionar nuestro propio asistente virtual de un modo rápido, intuitivo y sin sacar nuestro smartphone del bolsillo. Considerando las opciones disponibles en el mercado a día de hoy si vas a la búsqueda de un smartwatch no te puedes equivocar ni con el G Watch ni con el Galaxy Gear Live. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario