-->
Gearbest Gearbest Tablets - Up To 75% OFF promotion
Gearbest Tablets - Up To 75% OFF
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

Ventajas y Desventajas de los smartwatch Android Wear


Está claro que la tecnología de consumo tiene a los llamados "wearables" ó dispositivos vestibles en el punto de mira. Al ser este el caso Google no pudo evitar crear su propio sistema operativo/plataforma para estos dispositivos y le bautizó con el nombre de Android Wear. Hoy vamos a analizar las ventajas y desventajas que tiene este sistema operativo/plataforma para ayudarte a determinar si esta es una moda que te apetece seguir ó si te la vas a saltar completamente.



Ventajas de los smartwatch con Android Wear


Un asistente en tu muñeca


La ventaja más clara de Android Wear ó de los smartwatch que equipan este sistema es Google Now. Gracias a Android Wear podrás tener acceso a uno de los mejores asistentes virtuales directamente en tu muñeca. Con Google Now podrás establecer alarmas, establecer recordatorios, eventos, preguntar curiosidades, envíar mensajes de texto, pedir direcciones, preguntar por sitios cercanos, hacer conversiones de divisas, preguntar por el clima y muchísimo más. Existe un verdadero incentivo por tener todas estas capacidades en tu muñeca. No obstante, debemos tener en cuenta que así como puedes hacer todas estas cosas con tu smartwatch corriendo Android Wear, también puedes hacer las mismas cosas desde la aplicación nativa de Google Now en tu smartphone. De hecho, como tu smartwatch recibe los datos de tu smartphone técnicamente lo estás haciendo con tu smartphone y te lo está envíando a tu smartwatch.

Notificaciones sin distracciones


Todas las notificaciones que te llegan a tu smartphone también te llegan a tu smartwatch. El smartwatch sencillamente te plantea una forma más cómoda de verificarlas y decidir si quieres hacerles caso o no de una forma menos "alienante" que la de sacar tu smartphone para confirmar tus notificaciones e interactuar con ellas de un modo u otro.

Un precio asequible


Aunque inicialmente los smartwatch con Android Wear nos amenazaban con precios elevados, resulta que no son tan costosos. Los primeros smartwatch presentados bajo este sistema tienen un coste de 199 euros, precio elevado pero no completamente desorbitado. Se espera que en los próximos meses aparezcan modelos que oscilen entre los 100 y 150 euros, apelando de este modo a una demográfica más amplia que la que está dispuesta a pagar 200 euros por un accesorio.

Funciones de fitness incluidas


Un punto bastante atractivo para mucha gente es la capacidad de Android Wear para actuar como una pulsera de fitness. Gracias al acelerómetro incorporado en el hardware de estos smartwatch, tu smartwatch será capaz de decirte cuantos pasos has dado, qué distancia has recorrido y cuántas calorías has quemado. Cierto es que puedes descargarte una aplicación al smartphone que haga todo esto y más pero no se puede negar que tenerlo todo incluido en tu pulsera es infinitamente más cómodo para la inmensa mayoría de los potenciales usuarios.

Son resistentes al agua


Tanto el Sony Smartwatch 2 (que no usa Android Wear) como el LG G Watch y el Samsung Gear Live son resistentes a las salpicaduras de agua. De hecho, estos dos últimos cuentan con certificación IP67 que significa que pueden sumergirse a un metro bajo el agua durante 30 minutos sin problemas. Esto es una gran ventaja ya que si uno tuviera que quitarse el smartwatch cada vez que friega los platos, ó se lava las manos sería una desventaja importante de cara al uso diario.

Sony Smartwatch 2 disponible por 105 euros

Desventajas de los smartwatch con Android Wear


No aportan nada nuevo


Más allá del factor forma y la novedad que es el smartwatch, la tecnología como tal incluida en tu smartwatch Android Wear no te está aportando absolutamente nada nuevo. Todas las cosas que puedes hacer con tu smartwatch las puedes hacer con tu smartphone. Y es que el smartwatch no es más que una extensión minimalista de tu smartphone que busca recalcarte tus notificaciones de una forma más cómoda. Todas las cosas que citamos antes acerca de las funcionalidades de Google Now también están disponibles en tu smartphone. Pedir direcciones, establecer recordatorios, leer mensajes y contestarlos utilizando tu voz son todas cosas que ya de por sí puedes hacer con tu smartphone sin necesidad de comprarte un smartwatch para ello.

Las notificaciones constantes aburren


¿Cuántos mails importantes recibes al día? ¿Cuántos mails irrelevantes recibes al día? Aunque te hagas a la idea de leer tus mails importantes en tu muñeca también tendrías que hacerte a la idea de leer tus mails irrelevantes en tu muñeca también. Y es que o silencias todas las notificaciones de una o te llegan todas las "santas" notificaciones a tu muñeca. Imagina que alguien le da un "me gusta" a una foto que has publicado en Facebook, te vibra la muñeca, un mensaje de grupo de whatsapp, te vibra la muñeca, un mail de Letsbonus, te vibra la muñeca, un mensaje de texto, te vibra la muñeca, una llamada, te vibra la muñeca. Al final tu muñeca se va a parecer más a una batidora con tanta vibración.

Una ventaja del smartphone es que tú decides cuándo quieres ver tus notificaciones tranquilamente. A lo mejor estás en el supermercado centrado en hacer la compra, no quieres que te lleguen 20 notificaciones que habrías ignorado pero ahora no lo harás porque si silencias tu smartwatch, ¿ entonces para qué te lo has comprado?

Es completamente dependiente de tu smartphone


Una desventaja clave de estos nuevos gadgets es su completa dependencia de tu smartphone. Concretamente, si no llevas el smartphone encima, tu smartwatch no es "smart "es solo "watch". Lo mismo puede decirse si no tienes una tarifa de datos ya que sin esta cuando estás en la calle tu smartwatch solo servirá para avisarte de llamadas y mensajes de texto. No tienen WiFi ni ranura para tarjetas SIM, son 100% dependientes de tu smartphone.

Solo son compatibles con Android 4.3 en adelante


¿Tienes un smartphone de hace dos años? Entonces lo más probable es que no puedas comprarte un smartwatch sin comprarte un nuevo smartphone antes. Android Wear es compatible con Android 4.3 en adelante, que viene a significar que solo un 35-40% de los smartphones activos en el mercado son compatibles. 

Te consumen batería


Puede que lleven Bluetooth 4.0 de bajo consumo y que por este motivo su consumo de batería sea bajo pero no por ser bajo va a ser inexistente. Si ya tiemblas con la idea de que tu smartphone no llegue a la noche con la carga que tiene entonces un smartwatch no es para tí. Piensa que cada mensaje, notificación y demás es enviado desde tu smartphone a tu smartwatch y eso, quieras que no, consume recursos, a lo mejor son pocos pero consume. Si por otro lado haces uso de Google Now para pedir indicaciones o lo que sea ten en cuenta que aunque lo veas en tu smartwatch, los datos tanto a nivel de internet como de información vienen de tu smartphone y eso, como ya podrás intuir, también consume recursos y batería.

Tienen una autonomía muy baja


No solo consumen la batería de tu smartphone sino que también su propia autonomía no es muy grande. Concretamente, los modelos presentados nos llegan con baterías que van de 300 a 400 mAh (no puedes poner mucho más en un gadget esbelto). Semejantes baterías nos ofrecen apróximadamente un día de carga, día y medio si no haces un uso muy excesivo del smartwatch con lo que ya puedes ir preparándote para agregar otro gadget a tu ciclo de cargas diarias.

Son más alienantes que los smartphones


Imaginemos la situación: Te encuentras con un amigo a tomar un café, te cuenta que ha roto con su pareja, atentamente te va desvelando como le ha roto el corazón, escuchas atentamente su historia, vibra tu muñeca y miras tu reloj. "Tío, ¿te estoy contando mi vida y tu te pones a mirar la hora?". No tiene por qué ser así pero se entiende. Tradicionalmente mirar la hora cuando estás con alguien es una señal de mala educación, mirar tu smartwatch y ponerte a mirar tus notificaciones no creo que sea mucho mejor de cara a la convención social.

Cierto es que sacar tu smartphone es aún más violento pero al menos es algo a lo que estamos acostumbrados a nivel social y supone una tarea explícita se alienación. El smartwatch establece una alienación por inercia directamente que, desde mi punto de vista, es aún peor.

Conclusión



Aunque los smartwatch claramente eran una demanda de las masas, Android Wear me plantea más desventajas que ventajas a día de hoy. La limitada compatibilidad sumada a la escasa autonomía, completa dependencia del smartphone y el consumo de batería son puntos que definitivamente me alejan de la idea de hacerme con uno de estos gadgets. Quizás el día que vea un modelo atractivo a un precio menor a los 100 euros me lo pienso nuevamente pero a día de hoy son más sus limitaciones y desventajas que sus puntos a favor. ¿Ustedes qué opinan? ¿Siguen con ganas de hacerse con un smartwatch?







No hay comentarios :

Publicar un comentario