-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

Galaxy Tab 4 10.1 VS Galaxy Tab 3 10.1 ¿Cuál es la diferencia?



Hemos repasado las diferencias entre la Galaxy Tab 4 7.0 y 8.0 con sus respectivas generaciones anteriores. Hoy le toca a la más grande y atractiva de la familia de medirse frente a su antecesora. Estamos hablando, desde luego, de la Galaxy Tab 4 10.1 que ahora se verá enfrentada con la Galaxy Tab 3 10.1. En la mayoría de los casos las diferencias son sutiles con este modelo, teniendo en cuenta que la nueva generación tiene un precio fijado en los 349 euros y el modelo del año pasado cuesta a día de hoy poco más que 200 euros, muchos quieren saber si efectivamente vale la pena pagar los 150 euros adicionales. Hoy vamos a analizar detalladamente las diferencias y ya nos dirás tú si vale la pena o no pagar la diferencia. ¿Vamos a ello?



Panel, peso y diseño

Más allá de la resolución, el panel de ambos modelos es increíble

Desde un punto de vista físico poco ha cambiado entre un modelo y otro. Ambas generaciones presentan un panel de 1280 x 800 píxels, no se trata de la mejor resolución que el mercado tiene para ofrecernos pero considerando el ajustado precio de ambos modelos lo pasaremos por alto. Cabe destacar, en cualquier caso, que los paneles de Samsung siempre son muy buenos independientemente de la resolución con colores vivos que hacen de ver una película en la tablet una verdadera experiencia con la que pocas tablets pueden competir.

En materia de diseño, el aspecto físico vuelve a repetirse, repitiendo exactamente el mismo patrón de diseño en ambas generaciones. De hecho, ambas tablets cuentan con las mismas dimensiones manteniendo ambas un grosor de apenas 8 milímetros.

Por último en lo que se refiere a las diferencias físicas entre un modelo y otro, la nueva Galaxy Tab 4 10.1 es ligeramente más delgada que el modelo anterior. Concretamente 23 gramos más delgada con 487 gramos en la nueva generación frente a 510 gramos en la generación del 2013. Poca cosa que difícilmente vamos a apreciar cuando la estemos utilizando, sobre todo si tenemos en cuenta que el grosor es idéntico en ambos modelos.

Procesador y RAM


Posiblemente los cambios más sustanciales entre ambos modelos nos lleguen de la mano del procesador y la RAM. En este sentido, la nueva Galaxy Tab de la casa se presenta con un procesador quad-core que corre a 1.2 GHz y una RAM de 1.5 GB. El modelo del año pasado, por su parte, nos llega con un atractivo procesador Intel de doble núcleo acompañado por 1 GB de RAM.

Teniendo en cuenta que el modelo de este año nos llega con Android 4.4 no se puede negar que el agregado de RAM es definitivamente un punto a su favor. Notarás una diferencia fundamentalmente a la hora de jugar juegos pesados en gráficos y realizar tareas que requieran bastante potencia de RAM. El modelo del año pasado, por su parte, salió al mercado con Android 4.2.2 y lleva a su favor que el procesador es de Intel con lo cuál su desempeño es destacable en la mayoría de los casos.

Si ambas tablets costaran lo mismo en este caso te diría que apuntases por el nuevo modelo. No obstante, la diferencia de precio es muy real y considerable con lo que dependerá del uso que le quieras dar a tu tablet saber si te valdrá la pena pagar la diferencia por esta potencia adicional.

Ambas tablets te darán un excelente desempeño y con ninguna de las dos tendrás problemas de lentitud ni nada de este estilo. No obstante, si lo tuyo es jugar a videojuegos densos y pesados entonces te recomendaría la tab 4. Por otro lado, si piensas usar tu tablet para ver películas, navegar por la web, editar documentos, mirar Facebook y demás tareas cotidianas entonces definitivamente te recomiendo que te ahorres los 150 euros y apuestes por la Galaxy Tab 3 10.1 si sigue disponible a su actual precio.

Cámaras

Foto capturada con la Galaxy Tab 3 10.1

En lo que se refiere al apartado fotográfico, tanto la nueva Galaxy Tab como la del 2013 mantienen las mismas especificaciones. De este modo tenemos una cámara frontal de 1.3 megapíxels y una cámara trasera de 3.15 megapíxels. Ambas también son capaces de grabar vídeo en alta definición (720p a 30fps) con lo que aquí no te encontrarás con ningún punto diferenciador importante. Considerando, en cualquier caso, que estamos hablando de tablets de 10 pulgadas la única cámara que verdaderamente importa es la frontal, ¿no?

Autonomía


Samsung ha mantenido la misma autonomía en la Galaxy Tab 4 10.1 que aquella que nos presentó en la Tab 3 10.1. De este modo, ambas tablets portan una batería de 6800 mAh que nos ofrecen unas 7 horas de autonomía bajo un uso estándar. No son las 10 horas de un iPad Air pero la verdad es que si quieres una tablet Android con mucha autonomía tienes que ir por la gama Kindle Fire de Amazon.

Almacenamiento y modelos LTE (4G)


Al hablar del almacenamiento existen un par de diferencias sutiles. Y es que la Galaxy Tab 4 10.1 solo llega en un formato de 16 GB con 12 GB disponibles al usuario. Dicha capacidad puede ampliarse vía microSD en otros 64 GB. Por otro lado, la Galaxy Tab 3 10.1 salió a la venta en dos modelos, uno de 16 GB y otro de 32 GB (también ampliable en 64 GB).

En cuanto a la conectividad, ambas tablets son compatibles con las redes 3G y 4G en sus modelos específicos que son ligeramente más caros que los modelos que solo disponen de conectividad WiFi.

Conectividad


En el apartado de la conectividad poca diferencia hay entre estas tablets. Ambos modelos gozan de conectividad WiFi a/b/g/n de doble banda, ambas tienen puerto microUSB 2.0, ambas tienen Bluetooth 4.0 y ambas tienen GPS con GLONASS. Como única diferencia, el modelo de cuarta generación llega sin puerto infrarrojo, algo que afectará a la muy poca gente que de hecho ha utilizado esta función alguna vez en su vida.

Veredicto


Poco más se puede decir respecto a estas dos tablets. Ambos son modelos excepcionales, con ambos estarás realmente satisfecho. Ambas tablets son relativamente ligeras y ambas gozan del mismo panel Samsung que hace que se nos caiga la baba.

Personalmente, considerando que la diferencia de precio es tan alta a día de hoy me decantaría por la Galaxy Tab 3 10.1 si tuviera que decidir. La diferencia en desempeño no será apreciable para el uso que yo le doy a una tablet que es básicamente usarla para ver películas, leer en el autobús, jugar algún juego cada tanto y llevarla en viajes donde no me apetece estar cargando con el portátil. Si la diferencia de precio fuera menor me decantaría por el modelo del 2013 pero tendría que ser una diferencia de 50 euros y lo haría más que nada por una cuestión de vanidad que por verdadera necesidad ya que se que ninguna de las dos tablets me va a decepcionar. La Galaxy Tab 3 10.1 está disponible a día de hoy desde 199 euros. La nueva generación estará disponible en unos meses.







No hay comentarios :

Publicar un comentario