-->
Smiley face
Tamaño:
Fabricante:
Procesador:
Almacenamiento:
Memoria RAM:
Velocidad:
Sistema Operativo:
Gráfica:
Precio:

26 de noviembre de 2012

9 consejos para mejorar la concentración y la productividad



A la hora de trabajar desde casa una de las tareas más complicadas es ser capaces de mantener la concentración y la disciplina. Estamos rodeados de distracciones de todo tipo, Facebook, el correo, la serie que empieza en 20 minutos...etc. Por ello, en mi experiencia es importante seguir una serie de pautas a la hora de trabajar para maximizar la productividad y reducir el denominado "tiempo muerto" o tiempo donde realmente ni has hecho nada de ocio ni has hecho nada productivo.




Mis pautas son las siguientes;

1) Desconecta tu ordenador de internet. Sí la tarea que debes hacer puede ser hecha sin internet lo mejor es directamente desconectarnos. Si tenemos que escribir un post y consultar información puede ser un tanto más complicado pero si, por ejemplo, tenemos que programar un trozo de código no nos vendría nada mal quitar nuestra conexión a internet mientras trabajamos en el código.

2) Crea una rutina. A la hora de inculcarnos un poco de autodisciplina una rutina es vital. Nuestra rutina puede ser prepararnos un café antes de empezar a trabajar o incluso fumar un cigarrillo cada "x" cantidad de tiempo o de código escrito. Sin una rutina estamos más que jodidos y creo que esto es lo más difícil para los que trabajamos en casa ya que al no tener una rutina clara nos dejamos distraer por las pequeñas cosas de la vida y vivimos postergando lo importante.

3) Aunque salga mal, hazlo. Muchas veces estamos esperando el "momento de inspiración", ese momento en donde mágicamente todo fluye. Escribimos el código sin errores, dibujamos la gioconda o escribimos mil posts por hora. Muchas veces nos pasamos el día buscando ese momento y no llega por lo cuál es importante tener suficiente disciplina como para poder ser productivos aún cuando no nos sentimos muy inspirados. De hecho, este post lo escribo en uno de esos momentos...

4) Revisa tu mail en intervalos. Revisar el mail puede ser una tarea bastante adictiva, así como fijarnos en nuestras redes sociales. No obstante, si lo estamos mirando a cada rato notaremos que somos menos productivos por eso mismo. Por este motivo es importante designar un "momento para todo". Podrías revisar tu mail na vez cada dos horas y una vez que lo revisas de hecho contesta los mails en el momento ya que de lo contrario será otro pensamiento más que está "pululando" por tu mente.

5) Reduce tu actividad a tareas sencillas. Muchas veces podemos sentirnos abrumados por la cantidad de cosas que tenemos que hacer en un solo día o en una sola tarde. Lo mejor en estos casos es dividir nuestro "gran día" en pequeñas tareas realizables. Una vez que llevas un par de tareas hechas ya estarás por buen camino para completar el resto.

6) Conoce tus ritmos pero tampoco los glorifiques. Personalmente soy una persona de la noche, mis mejores proyectos siempre se han llevado a cabo después de las 9 PM durante mucho tiempo evite hacer nada antes de esa hora. No obstante, ahora he adoptado otro patron un poco más productivo y es que ahora dejo para la noche las tareas más "complejas" dejando las tareas repetitivas para la tarde u otros momentos del día.

7) Sal de casa. Si no eres muy capaz de concentrarte en tu casa entonces una buena idea puede ser irte a otro sitio. Una biblioteca, un starbucks, la casa de un amigo que también trabaje en casa. Personalmente noto que trabajo mucho mejor cuando estoy fuera de casa y por ende lejos de las típicas distracciones.

8) Define un horario. Esta es la parte complicada y la que muchos, aunque llevemos años en esto, tendemos a saltarnos. La idea de crear un horario parece hasta idealista a estas alturas pero personalmente intento seguirla. En este sentido a menudo defino que " trabajo hasta las 6" y si no he hecho nada pues no trabajo en el resto del día y me pongo a realizar otras actividades.  Es complicado pero según cuentan las leyendas también es factible....

9) Marca tus descansos. Personalmente nunca he sido capaz de marcar mis descansos en términos de tiempo, mi método siempre ha sido menos ortodoxo y los he definido como el tiempo que tardo en tomar un café ó fumar un cigarrillo. No obstante, el descanso, independientemente del método que adoptemos para medirlo es necesario, aunque claro siempre es mejor tener una forma de controlarlo para que no se nos vaya de las manos.




No hay comentarios :

Publicar un comentario